Protección y conservación

Ley de Protección y Bienestar Animal también defiende a la fauna silvestre

12 enero, 2016

La Ley de Protección y Bienestar Animal, Nº 30407 promulgada por el Congreso de la República contempla la protección de la vida y la salud de los animales domésticos y también de la fauna silvestre mantenida en cautiverio.

Al incluir la defensa de la fauna silvestre se encuentra en concordancia con las funciones del Servicio Nacional Forestal y de Fauna Silvestre (SERFOR), ente adscrito al Ministerio de Agricultura y Riego, que formula y conduce las políticas, estrategias, los planes y los programas para la gestión sostenible del patrimonio de fauna silvestre.

Por ello, la norma contó con el aporte del SERFOR y se complementa con la Ley Forestal y de Fauna Silvestre y sus reglamentos, que se dirigen sólo a la gestión, conservación y el aprovechamiento sostenible de los recursos de fauna silvestre.

Luego de publicada la Ley de Protección y Bienestar Animal, el MINAGRI como ente rector, a través del SERFOR regulará con normas complementarias lo concerniente a los animales silvestres y apoyará la elaboración de su reglamento.

Asimismo, el SERFOR integrará el Comité Nacional de Ética para el Bienestar Animal que evaluará los parámetros de bienestar de las especies, basado en los criterios internacionales.

La Ley Nº 30407, entre otras cosas, prohíbe el comercio de fauna silvestre y sus productos que no tengan origen legal, la tenencia de los mismos en el hogar, a excepción de las especies autorizadas por las autoridades regionales forestales y de fauna silvestre. Asimismo, se prohíbe el entrenamiento y exhibición de animales silvestres en espectáculos públicos o con fines comerciales, así como la mutilación de los mismos.

Según la Ley Nº 30407, si como consecuencia de los actos de crueldad o del abandono del animal doméstico o silvestre muere, la pena privativa de la libertad es no menor de tres años, ni mayor de cinco.

El SERFOR, como Autoridad Nacional Forestal y de Fauna Silvestre tiene como una de sus funciones gestionar y promover el uso sostenible, la conservación y la protección de los recursos forestales y de fauna silvestre.