Negocios sostenibles

BAMBÚ SERÁ IMPULSADO EN LAS REGIONES PARA EL DESARROLLO SOSTENIBLE DE NUESTRO PAÍS

17 septiembre, 2019

Los bosques nativos y plantaciones de bambú generan beneficios tales como la provisión de tallos, alimento y leña; regulación de la calidad del agua, del aire y del clima local.

Autoridades de Junín, San Martín, Piura y Cajamarca, entidades públicas y privadas, organizaciones internacionales  acordaron seguir impulsando el desarrollo del bambú, hasta lograr que las más altas autoridades del Estado reconozcan el potencial de este recurso no maderable para el desarrollo sostenible del país.

Así lo manifestaron durante el primer día de la Semana del Bambú, evento organizado por el Servicio Nacional Forestal y de Fauna Silvestre (SERFOR) del Ministerio de Agricultura y Riego y la Municipalidad de  Provincial de Chanchamayo, Mesa Técnica del Bambú de Junín y la Asociación Bosque Modelo Pichanaki.

Precisamente, con ese cometido, acordaron conformar la Mesa Técnica Nacional del Bambú, el cual brindará un alcance nacional a los acuerdos de las mesas técnicas regionales conformadas hasta el momento.

La Mesa Técnica Nacional del Bambú está conformada en la presidencia por José Mariño, alcalde de la Municipalidad Provincial del Chanchamayo, en la vicepresidencia  Wilfredo Su, presidente de la Mesa Técnica del Bambú de San Martín y en la secretaría técnica el SERFOR, como autoridad nacional forestal y de fauna silvestre.

La “Semana del Bambú, Selva Central 2019”, que se desarrolla del 17 al 20 de setiembre y tiene como finalidad incentivar el uso del bambú, sentar las bases para consolidar su gestión integral, es decir, unir aspectos del manejo, uso y comercialización, en base a experiencias exitosas en el continente. Asimismo, se busca establecer la Mesa Nacional del Bambú que consolide y conduzca los esfuerzos en el país con respecto a este producto natural; y finalmente, iniciar la elaboración de un documento de gestión orientado a asegurar su uso sostenible.

Como plato principal, se realiza el Congreso Internacional del Bambú, del 17 al 19 de setiembre, con charlas y ponencias a cargo de expertos peruanos e internacionales, en torno a temas como: morfología, propagación, conservación, plantaciones, usos aplicados (construcción, artesanía y otros), así como sobre las ventajas del bambú.  Y cuenta con la participación de más de 600 asistentes procedente de las regiones de nuestro país.

El 18 de setiembre se tendrá, también en Chanchamayo, el primer encuentro de mesas técnicas de bambú, con los representantes de las mesas de Piura, Amazonas, San Martín, Junín y Ucayali. En él se realizará un intercambio de experiencias y lecciones aprendidas. Asimismo, se tendrá una feria con múltiples exposiciones en relación con el bambú, con 50 stands de productos como: bicicletas, néctares, jabones, bisutería, artesanía, muebles, cerveza, decoración, carbón, plantas, cestería, lapiceros, sorbetes, maquetas, entre otros.

Y como broche de oro, al cierre de la semana, el 20 de setiembre, se tendrá dos salidas a campo y al final del día, el Bambú Fest en Chanchamayo.

El nororiente peruano tiene más de 3 000 hectáreas de plantaciones de bambú distribuidas en las regiones de Cajamarca, Piura, Amazonas y San Martín, además cuenta con otras zonas potenciales como Cusco, Ucayali, Junín y Pasco, el Servicio Nacional Forestal y de Fauna Silvestre (SERFOR) del Ministerio de Agricultura y Riego, como autoridad nacional impulsa el desarrollo de este recurso forestal no maderable  altamente sostenible y económicamente rentable.

Otros datos:

  • En los departamentos de Cajamarca, Piura, Amazonas y San Martín, los productores forestales han establecido cerca de 3000 hectáreas de plantaciones con bambú, el “cultivo del presente y del futuro”.
  • En los bosques mixtos de los departamentos de Ucayali, Madre de Dios y Cusco se cuenta con casi 8 millones de hectáreas de bosques nativos de bambú, comúnmente llamado “paca”.
  • Los productores de esta especie forestal señalan que perciben ingresos netos entre 10 000 y 25 000 soles/hectárea por el aprovechamiento de bambú.