Historias del bosque

Quédate atento a todas nuestras más recientes novedades. Síguenos también en nuestras redes sociales y mantente informado sobre todo lo que sucede en el bosque.

12 diciembre, 2017

Cajamarca después de los incendios forestales

El año pasado, el departamento de Cajamarca soportó una fuerte ola de calor, que originó el registro de un total de 23 incendios forestales de distintas proporciones pequeña, mediana y alta. En distintos puntos la población sufrió los estragos de las llamas.

Uno de los lugares afectados fueron los terrenos de la Cooperativa Agraria de Trabajadores (CAT) Llullapuquio, en Chetilla, considerado como uno de los distritos más pobres del departamento de Cajamarca.

En esta zona el siniestro forestal afectó más de 60 hectáreas de plantaciones maduras y 40 de plantaciones recién establecidas. Causó daños al medio ambiente y la salud, especialmente en niños y adultos mayores; quienes no estaban preparados para afrontar una emergencia de este tipo.

Para evitar repetir esta mala experiencia, los socios de la CAT Llullapuquio elaboran estrategias de prevención de incendios forestales y en las áreas afectadas promueven la reforestación.

Uno de los más entusiastas y optimista para estas labores, es el presidente de la Cooperativa Llullapuquio, Don Antonio Gonzales, quien no se deja vencer por las adversidades y ha emprendido una campaña para recuperar los terrenos afectadas por los incendios forestales. Bajo esta causa ha tocado diferentes puertas del sector público.

Así llegó a la Administración Técnica Forestal y de Fauna Silvestre de Cajamarca órgano desconcentrado del Servicio Nacional Forestal y de Fauna Silvestre (SERFOR) que acudió al llamado e inició un trabajo de asistencia técnica para la instalación de un vivero forestal de producción permanente de plantones de pino que beneficiará a más de 100 familias socios de la mencionada cooperativa.

Ellos ponen la mano de obra y el entusiasmo necesario para poder sacar adelante este proyecto. Con ese objetivo han puesto a disposición un terreno de aproximadamente 100 metros cuadrados, para la instalación del vivero, que tendrá una producción promedio de 60 mil plantones de la especie forestal de pino y otras especies nativas.

Este trabajo se hace en coordinación con el Programa de Desarrollo Productivo Agrario Rural (Agro Rural), Colegio de Ingenieros del Perú – Consejo Departamental Cajamarca, Dirección Regional de Agricultura de Cajamarca y el Proyecto Especial Jequetepeque – Zaña.

Unidos para superar retos

A pesar del gran compromiso de los integrantes de la CAT Llullapuquio, aún queda mucho camino por recorrer. Desde realizar un trabajo de planificación previo, hasta el fortalecimiento de las capacidades técnicas, gerenciales de los socios y líderes de la cooperativa para lograr un mayor impulso a la actividad forestal.

Los socios de la cooperativa Llullapuquio saben que no será un trabajo fácil y que siempre tendrán problemas que deberán afrontar de manera organizada, tal y como sucedió con el incendio forestal que afectó sus tierras en el 2016.

Desde el SERFOR, existe el compromiso decidido para promover las plantaciones forestales en la región, sean estas nativas o exóticas, así como realizar el apoyo y brindar asesorías técnicas para la recuperación de las tierras afectadas por los incendios.

Por Jessica Limo – ATFFS Cajamarca

Compartir en: Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Pin on Pinterest