La Primera Conferencia de Alto Nivel de las Américas sobre el Comercio Ilegal de Vida Silvestre reúne en la ciudad de Lima a autoridades de todos los países de América y de algunos países invitados que están encargadas de la gestión de la fauna silvestre. Esta reunión será el primera conferencia regional de las Américas que abordará la problemática del comercio ilegal de vida silvestre como una de las severas amenazas que debe enfrentar la diversidad biológica de esta parte del planeta. Es a su vez una oportunidad de establecer alianzas con los países de la región y con los principales países de tránsito y destino, para la prevención y el control coordinado del comercio ilegal de vida silvestre.

Por ello se tratará temas emergentes como el fortalecimiento y armonización de los marcos legales y su aplicación; las actividades de control y regulación del comercio de especímenes de vida silvestre; el uso de nuevas tecnologías para combatir el comercio ilegal de vida silvestre y reducir progresivamente la demanda a través de mecanismos de comunicación innovadores y eficientes; así como otros temas que permitan conocer cómo se desarrolla esta amenaza que trasciende fronteras y que cada día se vuelve más especializada.

A través de diferentes sesiones de trabajo (plenarias y eventos paralelos) se hará un diagnóstico sobre el estado de la cuestión de comercio ilegal de fauna silvestre y se tocará temas poco tratados que están conexos a esta amenaza, como son la corrupción y los delitos económicos asociados. Asimismo, se presentará algunas prácticas innovadoras para el control de esta amenaza y cómo el uso de la tecnología colabora con la prevención y control de este delito. Así también se intercambiará información sobre qué acciones puede realizar la ciudadanía para reducir el comercio ilegal de vida silvestre, entre otros temas de interés.

Ver agenda preliminar

Ver cartilla informativa

Durante la Conferencia de Londres sobre el comercio ilegal de vida silvestre, realizada el 11 y 12 de octubre de 2018, el Perú reafirmó, junto a más de 70 países, su compromiso de combatir el comercio ilegal de vida silvestre. Asimismo, se adhirió a la Declaración de Londres 2018, la cual enfatiza la importancia de trabajar acciones colectivas a nivel regional e internacional para combatir este mal; de reconocer que este problema impacta, no solo a las especies y a los ecosistemas, sino también a los pueblos indígenas y poblaciones locales; de reconocer y abordar el comercio ilegal de vida silvestre como un delito serio y organizado; así como reconocer que es necesario tomar medidas para reducir la demanda de productos de vida silvestre de origen ilegal.

Por otro lado, como parte de la Conferencia de Londres, el 10 de octubre de 2018, se realizó la Reunión de las Américas, en la que participaron representantes de Argentina, Belice, Bolivia, Canadá, Colombia, Costa Rica, Ecuador, Guatemala, México, Nicaragua, Panamá, Perú, así como de los Estados Unidos y del Reino Unido. En dicha reunión, los países participantes reconocieron que el comercio ilegal de vida silvestre es un grave problema en las Américas y que debe ser tratado como un crimen serio y organizado que afecta la economía, la seguridad, a los pueblos indígenas y al ecosistema de la región. Asimismo, se decidió trabajar de manera conjunta para combatir el comercio ilegal de flora y fauna, así como la caza furtiva a una escala regional e internacional.

Al final de la reunión, el Perú anunció que albergará y organizará, a través del Servicio nacional Forestal y de Fauna Silvestre del Ministerio de Agricultura y Riego, la Primera Conferencia de Alto Nivel de las Américas sobre el Comercio Ilegal de Vida Silvestre. Esta es la primera reunión de este tipo en las Américas sobre el comercio ilegal de vida silvestre.

Formalización del ofrecimiento por parte del Ministro de Agricultura y Riego para que Perú sea anfitrión de la Conferencia

https://www.serfor.gob.pe/noticias/fauna-silvestre/peru-sera-sede-de-la-conferencia-para-america-sobre-la-lucha-contra-el-trafico-ilegal-de-fauna-silvestre-en-2019

  • Reconocer el comercio ilegal de vida silvestre en las Américas como un delito grave vinculado al crimen organizado, que afecta la biodiversidad, seguridad ambiental y humana en la región.
  • Priorizar las acciones de prevención y control para combatir el comercio ilegal de vida silvestre.
  • Intercambiar experiencias de buenas prácticas, uso de tecnologías y soluciones innovadoras para la reducción del comercio ilegal de vida silvestre;
  • Resaltar la función de la sociedad civil y el sector privado como principales aliados en la reducción de la demanda y apoyo a las autoridades en el combate al tráfico de especies silvestres de origen ilegal.

La Conferencia contará con la participación de los países que conforman las Américas; de países invitados incluyendo: Alemania, Holanda, Bélgica; Reino Unido; China Continental y Hong Kong. Adicionalmente, participará la Unión Europea e instituciones involucradas en combatir el comercio ilegal de vida silvestre tales como la Organización Mundial de Aduanas, el Banco Mundial, la Organización Internacional de Policía Criminal (INTERPOL), la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES), la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (UNODC), la Organización del Tratado de Cooperación Amazónica (OTCA) el U.S. Fish and Wildlife Service Departamento de Pesca y Vida Silvestre de los Estados Unidos de América (USFWS), la Red de Observancia y Aplicación de la Normativa de Vida Silvestre de Centroamérica y República Dominicana (ROAVIS), Wildlife Conservation Society (WCS), International Fund for Animal Welfare (IFAW), Defenders of Wildlife, World Wildlife Fund (WWF), entre otras.

Los países participantes firmarán la Declaración de Lima que es un compromiso que asumirán los respectivos gobiernos para, entre otros, reconocer la importancia e impacto del comercio ilegal de especies silvestres y generar compromisos para implementar acciones para combatirlo, a través de acuerdos y mecanismos bilaterales, regionales y multilaterales entre los países de las Américas y los países clave de tránsito y destino.

También se deberá acordar compartir y adoptar buenas prácticas, así como promover el uso de tecnologías y soluciones innovadoras para la prevención y el control del comercio ilegal de especies silvestres. Asimismo, se comprometerán a realizar acciones que fomenten el compromiso de la ciudadanía en la reducción de la demanda de especies de vida silvestre de origen ilegal y el apoyo a las autoridades para combatir el tráfico ilegal de especies.

Esperamos que los gobiernos de los países participantes:

  • Reconozcan la importancia e impacto del comercio ilegal de especies silvestres, y generan compromisos e implementación de acciones para combatirlo, a través de acuerdos y mecanismos bilaterales, regionales y multilaterales entre los países de las Américas y los países clave de tránsito y destino.
  • Acuerden compartir y adoptar buenas prácticas, el uso de tecnologías y soluciones innovadoras para la prevención y el control del comercio ilegal de especies silvestres.
  • Realicen acciones que fomenten el compromiso de la sociedad civil y el sector privado en la reducción de la demanda de especies de vida silvestre de origen ilegal y el apoyo a las autoridades en el combate al tráfico de especies.
  • Suscriban la Declaración de Lima para la lucha frontal contra el comercio ilegal de vida silvestre como un delito grave que amenaza la biodiversidad, seguridad ambiental y humana.