OBJETIVO

Hacer un llamado a la solidaridad nacional e internacional para apoyar a los animales silvestres que viven en los 143 centros de cría del Perú, que se han visto seriamente afectados por los efectos de la cuarentena, pues la mayoría solventa sus gastos con los ingresos que obtienen por la visita de investigadores y público en general.

EL PROBLEMA

Como todos los zoológicos y establecimientos similares en el mundo, los centros de cría peruanos están enfrentando problemas económicos porque han tenido que cerrar sus puertas debido a la pandemia del Covid 19, lo que les impide contar con su principal fuente de ingresos, que es la visita del público.

Si bien la inmovilización social obligatoria terminará el 26 de abril, es bastante probable que las actividades de recreación o de investigación, así como la asistencia a estos establecimientos, tarden en normalizarse.

La normalización de la afluencia del público en general a estos centros demandará más tiempo que para otras actividades debido a dos razones iniciales:

1) La capacidad de las familias para asignar recursos a actividades de recreación podría producirse recién en los próximos tres o cuatro meses posteriores a la regularización de la actividad nacional. Ello debido que los recursos familiares de los primeros meses, post aislamiento voluntario, estaría destinado a atender o cubrir otros temas de mayor prioridad para las familias.

2) La posible fecha tentativa de apertura de los centros para visita del público está sujeta a la estrategia del ejecutivo para hacer frente a esta pandemia, siendo uno de sus principales ejes el suspender actividades que involucren asistencia masiva de personas. Esta segunda situación podría llevar a plazos que puedan ir a más de un año.

El Perú tiene 143 centros de cría clasificados de la siguiente manera: 14 centros de rescate, 04 centros de conservación, 51 zoológicos, 66 zoocriaderos y 08 centros de custodia temporal, distribuidos en 19 regiones del país.

Los dueños de los establecimientos han estado afrontando la alimentación y cuidado de los animales con los recursos que disponían en el momento de decretarse la inmovilidad social, pero a la fecha la situación amenaza con ponerse crítica, poniendo en riesgo a nuestra fauna silvestre.

LA CAMPAÑA

Frente a esta situación, el Ministerio de Agricultura y Riego (MINAGRI) a través del Servicio Nacional Forestal y de Fauna Silvestre (SERFOR) y el Fondo de Promoción de las Áreas Naturales Protegidas del Perú (PROFONANPE) han sumado esfuerzos para lanzar la campaña “Ellos también nos necesitan”, para atender la urgencia de la alimentación y atención de los animales silvestres de dichos establecimientos.

PROFONANPE, entidad privada sin fines de lucro especializada en la captación y administración de recursos financieros destinados a la conservación de la biodiversidad, abrirá una cuenta bancaria (soles y dólares) para captar fondos que posibiliten el apoyo financiero a los 143 establecimientos peruanos mencionados. Las donaciones también se podrán recibir a través de Yape, herramienta que permiten a personas naturales y empresas realizar transferencias bancarias sólo con el número de celular, prescindiendo de los números de cuenta.

El dinero será entregado por PROFONANPE a cada centro de cría de acuerdo a los informes de necesidades que haga el SERFOR.

IMPORTANCIA DE LA FAUNA SILVESTRE

La fauna silvestre cumple un papel fundamental en muchos ecosistemas: mantiene la calidad de los suelos, se encarga de la dispersión de semillas o evita la explosión demográfica de insectos o pequeños animales. La fauna silvestre forma parte de la biodiversidad del planeta y muchas especies se encuentran en peligro de extinción.

En la actual coyuntura de la pandemia provocada por el Covid 19, donde la falta de información hizo que pobladores atacaran a murciélagos en una región de nuestro país, es importante sensibilizar a la ciudadanía sobre la labor silenciosa que cumple la fauna silvestre en la supervivencia humana, sin que la mayoría de la población sea consciente de eso.

Los animales silvestres que se encuentra en los centros de cría son víctimas sobrevivientes de delitos cometidos por personas insensibles que quisieron lucrar con ellos.

Son estos animales, como representantes o símbolo de la fauna silvestre que motiva nuestra labor institucional, a quienes nos toca apoyar en esta campaña porque no la están pasando bien.

IMPORTANCIA DE LOS CENTROS DE CRÍA EN LA REHABILITACIÓN DE LA FAUNA SILVESTRE

El tráfico o comercio ilegal de fauna silvestre es la segunda amenaza para la biodiversidad después de la pérdida de hábitat, no solo en el Perú sino a nivel mundial. Es una actividad ilícita que se desarrolla en las peores condiciones.

Anualmente se decomisan en el Perú alrededor de 4000 especímenes vivos de fauna silvestre del mercado ilegal, los cuales requieren ser rehabilitados debido a las pésimas condiciones sanitarias y de alimentación en las que se encuentran al ser decomisados (heridos, deshidratados, con lesiones dérmicas, en pobre estado de carnes, agonizantes algunos).

Los 143 centros de cría apoyan al Estado en la rehabilitación de la fauna silvestre decomisada. El 100% de la fauna silvestre nativa que es exhibida en los zoológicos provienen de decomisos realizados por las autoridades. Del mismo modo funcionan los zoocriaderos, los cuales en su mayoría obtienen su plantel reproductor de los decomisos realizados.

Por esta razón, los centros señalados cumplen una función muy importante en la conservación fuera del hábitat natural de los animales silvestres, al rehabilitarlos y albergarlos por el tiempo que les queda de vida o, en algunos casos, devolverlos a la naturaleza, si están en condiciones de hacerlo.

El mantenimiento de la fauna silvestre en cautiverio demanda contar con un presupuesto mínimo mensual que no solo cubra los costos de alimentación, sino también el sueldo del personal que los cuida, atención veterinaria, agua, luz, etc.

ESLOGAN DE LA CAMPAÑA

En el desarrollo de la parte gráfica de la campaña se usará el eslogan “Ellos también nos necesitan” porque hasta el momento los esfuerzos de ayuda de las instituciones del Estado y del sector privado han estado dirigidos a las personas, pero hay otros seres vivos que comparten el planeta con nosotros que también la están pasando mal.

CÓMO AYUDAR

Cuenta de ahorros en soles BCP
191-98302549 -0-02
CCI: 002 191 198302549002 56

Cuenta de ahorros en dólares BCP
191-98302554-1-07
CCI: 002 191 198302549002 56

Para donación de alimentos llamar o escribir por Whatsapp, al:
947582250
947588269