Historias del bosque

Quédate atento a todas nuestras más recientes novedades. Síguenos también en nuestras redes sociales y mantente informado sobre todo lo que sucede en el bosque.

13 diciembre, 2016

Fibra de vicuña del Cusco al mundo

La vicuña (Vicugna vicugna) es una especie protegida por el Estado peruano. Está presente en el escudo nacional como signo de nuestra riqueza en fauna silvestre. Su fibra es una de las más finas y altamente cotizada en el mercado internacional.

En el Cusco, cerca de 72 comunidades campesinas de los valles andinos de Anta, Canchis, Canas, Espinar, Chumbivilcas, Paucartambo, Acomayo, Quispicanchis y Paruro, se han organizado para manejar y aprovechar sosteniblemente a esta especie silvestre. Además, desarrollan acciones destinadas al de control de la caza furtiva, así como la captura y esquila de individuos para la obtención de su fibra y posterior liberación.

La población de vicuñas, en el Cusco, se ha incrementado de 1,849 ejemplares en 1994 a 17,833 en el 2012 (según el último censo), crecimiento poblacional que ubica al departamento en el quinto lugar a nivel nacional.

El incremento poblacional de la especie asociado al trabajo de promoción de mecanismos para el acceso a nuevos mercados, fortalecimiento y asociatividad realizado por el SERFOR, ha empezado a dar buenos frutos. Hoy en día, la fibra de vicuña del Cusco ha llegado hasta mercados extranjeros como Italia donde se fabrican bufandas y otras prendas de vestir de fina calidad y gran aceptación.

La Asociación de Comunidades Campesinas Criadoras de Vicuñas de la Región Cusco (ACRIVIRC), en el año 2014, exportó directamente y sin intermediarios 96 kg de fibra lavada y descerdada a USD $ 1,000 dólares el kilo. En el año 2015, ellos mismos, comercializaron la fibra sucia a USD $ 500 dólares el kilo, uno de los mejores precios del mercado.

En los últimos once años la obtención de fibra de vicuña, en el Cusco, se ha incrementado, de 148.700 kg, obtenidos de 681 vicuñas esquiladas vivas en el 2004, a 405.501 kg de fibra obtenidos de 2,235 vicuñas esquiladas en el 2015.

entrevistado-02-02

El manejo sostenible de la vicuña en la región Cusco, tuvo un importante impulso con la implementación del proyecto de inversión “Mejoramiento de las Capacidades para el Manejo Sostenible de la Vicuña en las Comunidades Conservacionistas de la Región Cusco”, que incluyó la capacitación a los comuneros en manejo, asociatividad, normas técnicas y su aplicación, control de caza furtiva, organización comunal, entre otros; además se les otorgó apoyo logístico con presupuesto de 24 millones para cuatro años de gestión.

El SERFOR, en la “Mesa Técnica para la promoción competitiva de los camélidos sudamericanos de la Región Cusco”, impulsa los cursos de formación de esquiladores, el fortalecimiento de la organización regional y procesos de valor agregado a la fibra por parte de empresarios locales como Textilería y Arte Andino –TEXARTAN SAC que también tiene la licencia de uso de marca Vicuña Perú Artesanía.

Procedimientos más cortos

Cuando el SERFOR inició sus funciones en el segundo semestre del 2014, emitió la norma que aprueba el Régimen de Promoción para el Aprovechamiento y Comercialización de la fibra de Camélidos Sudamericanos Silvestres (D.S. N° 014-2014-MINAGRI) que redujo los trámites para la elaboración y aprobación de los planes de manejo, muchos de los cuales demoraban más de un año en su aprobación.

El rediseño en el procedimiento para el aprovechamiento y la comercialización de la fibra de vicuña se produjo gracias a un trabajo conjunto con los productores del sector, reduciendo de 59 pasos a 21, desde entonces, sólo se presenta una Declaración de Manejo (DEMA), para acceder a la custodia y usufructo de este recurso. La DEMA reemplaza al Plan de Manejo y es evaluada y aprobada por la Administración Técnica Forestal y de Fauna Silvestre (ATFFS) Cusco.

A la fecha, 45 comunidades campesinas y asociaciones de manejo de vicuña del departamento del Cusco cuentan, sin costo alguno, con Declaraciones de Manejo de Vicuñas aprobadas, lo que les permite usufructuar la fibra de este camélido de manera adecuada y legal.

Para mejorar la producción de fibra de vicuña, en octubre del 2015, el SERFOR autorizó el repoblamiento de 200 vicuñas procedentes de Ayacucho en beneficio de la comunidad campesina Hanansaya Orccoma, en Chumbivilcas. La adaptación de estos individuos ha sido exitosa, habiéndose reportado el nacimiento de 25 crías en el presente año.

En el 2016, con el apoyo técnico de SERFOR, en la provincia de Chumbivilcas, se han realizado dos campañas de repoblamiento de vicuñas en las comunidades campesinas de Antuyo Llaullimarca (Llusco) y Pullpure Puente Coyo Uscamarca (Santo Tomás), con 200 ejemplares cada una.

De esta manera, las comunidades del ande, dedicadas a la conservación y manejo racional de la vicuña comparten sueños y objetivos comunes que se cumplen de a poco, uno de los más ambiciosos es la exportación directa y sin intermediarios de toda la fibra que logran obtener de este camélido sudamericano.

Compartir en: Share on FacebookTweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on Google+Pin on Pinterest